• Es un cortometraje dirigido tanto a la población susceptible de sufrir un ictus, como a familiares o conocidos de personas que pudieran sufrirlo

La Sociedad Andaluza de Neurología (SAN) ha creado un proyecto cinematográfico con el objetivo de transmitir el concepto de ictus como “golpe” (Stroke) repentino. Este cortometraje va dirigido tanto a la población susceptible de sufrir un ictus, como a familiares o conocidos de personas que pudieran sufrirlo. El proyecto nace con la intención de crear un producto formativo no solo desde una perspectiva docente y científica, sino principalmente humana.

Súbito, creado junto a Producciones La Vía y la Escuela de Cine y Artes Escénicas de Sevilla (ECAES), se mostrará a un varón que sufre los síntomas característicos de un ictus. Su familiar es quién lo sospecha y contacta telefónicamente de forma inmediata con emergencias. Se mostrarán las diferentes fases de la cadena asistencial tanto a nivel extra hospitalario como intra hospitalario, así como el tratamiento revascularizador indicado. Todo esto, con los recursos y los profesionales que actualmente disponemos en el Sistema Sanitario Público Andaluz, para hacer más cercano el mensaje a la población andaluza.

Ictus, problema de salud grave

Un ictus es un trastorno en la circulación cerebral producido en el 85% de los casos por una reducción del flujo sanguíneo en un área cerebral. Los mecanismos lesionales progresan muy rápidamente y es corto el período de tiempo durante el que los tratamientos efectivos descritos pueden tener eficacia, de ahí la importancia de la rapidez en la detección, en la atención y en el tratamiento.

Es un problema de salud pública grave, ya que 1 de cada 4 personas sufrirá un ictus en algún momento de su vida. Tiene un importante impacto sociosanitario siendo la causa más importante de invalidez o discapacidad, provocando que el 45% de las personas que lo sufren permanezcan con algún grado de discapacidad (25% en edad laboral). Es la 1ª causa de muerte en la mujer y la 2ª causa de muerte global. El 80% de los ictus son evitables con un adecuado manejo de los factores de riesgo cerebrovasculares, de ahí la importancia de su prevención desde etapas medias de la vida y sobre todo de forma permanente después de haber sufrido un ictus.

Hoy en día en nuestra población existe un importante desconocimiento, no solo de los síntomas que provocan un ictus, sino también de la actuación más apropiada ante el mismo. Esta falta de conocimiento provoca un retraso en la atención médica al ictus con el consecuente peor pronóstico de los síntomas y la recuperación.

Teleictus

Cartel del cortometraje

Centro Andaluz de Teleictus (CATI) una red formada por un pool de neurólogos vasculares de Andalucía y hospitales de la región en los que no hay neurólogos de guardia presencial, se implantó en enero de 2019. Tiene el objetivo de mejorar la atención al ictus agudo y conseguir aumentar las tasas de tratamientos de reperfusión mediante la evaluación por Telemedicina.