Los especialistas auguran que en menos de cuatro años se triplicará la realización de este procedimiento.

La trombectomía mecánica es ya tratamiento de elección en el abordaje del ictus, con datos que indican que en un 60 por ciento de los casos los pacientes vuelven recuperados a la vida diaria, dos meses después del evento, con resultados que superan en un 25 por ciento la eficacia del tratamiento general estándar, es decir, la fibrinolisis, a un año.

Estos han sido algunos de los datos destacados en la Reunión Anual del grupo Español de Neurorradiología Intervencionista, coordinada por Pedro Vega, del área de Neurorradiología Intervencionista del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), que ha reunido en Oviedo a más de 60 especialistas y durante la cual se han presentado las últimas novedades en el abordaje de las malformaciones arteriovenosas, ictus y aneurismas complejos.

En el caso del ictus, Juan Macho, del servicio de Neurorradiología Intervencionista del Hospital Clínico de Barcelona, la trombectomía mecánica es desde hace un año ya el tratamiento de elección, si no existen contraindicaciones, en casos graves con oclusión de vaso mediano o de gran tamaño intracreaneal.

La introducción de esta técnica está suponiendo un cambio muy importante en el abordaje del ictus por vía endovascular y su extensión exige dotar a los servicios hospitalarios de los recursos técnicos y humanos necesarios para atender la demanda creciente. «Disponemos ya de cinco estudios randomizados que refuerzan la eficacia del tratamiento endosvascular en fase aguda del ictus. Hemos duplicado en un año las trombectomías realizadas y la tendencia va a ser continuada en los próximos años», ha indicado Macho.

Crecimiento exponencial
Los expertos auguran un crecimiento exponencial en la aplicación de este procedimiento, con previsiones que indican que en menos de cuatro años se triplicarán las cifras actuales, hasta superar las 6.000 trombectomías al año en España.

Los expertos reunidos en Oviedo han destacado el reto que supone para los servicios hospitalarios «organizar esta atención del ictus que exige un quirófano específico con sala de angiografía digital y en cuanto a medios humanos cobertura de 24 horas sobre 24 y siete días sobre siete«, ha explicado este especialista. Los expertos han destacado también que la implantación actual en las distintas comunidades está lejos de ser uniforme.

Actualmente se calcula que un 10 por ciento de los casos de ictus son candidatos a ser rescatados por vía endovascular. La trombectomía mecánica consigue reabrir la arteria cerrada y extraer el trombo en más del 90 por ciento de los casos. La técnica consiste en la realización de una punción en la arteria femoral a través de la cual se introduce un dispositivo que se asemeja a un stent y que migra hasta la arteria obstruida donde se libera y captura el trombo para su extracción. En su aplicación, además, se están produciendo nuevos avances, sobre todo en lo que a eficacia de los dispositivos que permiten la recanalización y extracción del trombo se refiere.

fuente: http://radiodiagnostico.diariomedico.com/2016/06/23/area-cientifica/especialidades/radiodiagnostico/la-trombectomia-mecanica-consigue-buenos-resultados-en-el-60-de-los-ictus